Oasi La Valle

Oasi La Valle

Homepageoasi_la_valle_ItalyUmbríaoasi_la_valle_hechosParques naturales Umbríaoasi_la_valle_natura
oasi_la_valle_informaciones

italiano : english : deutsch : español : japanese

  • noticias Umbría
  • ofertas Umbría
  • itinerarios Umbría
Informaciónes general

Cómo alcanzar el parque
En tren, linea directa Roma - Terontola - Florencia con cambio en Terontola y escala en Magione; linea Ancona - Foligno - Terontola con escala en Magione.
En autobus, Autopista A1 - salida Valdichiana y conexión a autovía E45 - salida Magione dirección San Savino - San Feliciano.

Los operadores del Oasis
El Oasis dispone de un Centro de visitas donde encuentran espacio: un Aula Didáctica dotada de proyector, TV y video; una Exposición sobre los aspectos histórico-naturales del area; un Centro de Documentación del Trasimeno que pone a disposición del visitante textos naturalistas y científicos; una Estación de Avistamiento de Pájaros; una barca eléctrica; una Paserela de madera y los Observatorios.
El Trasimeno es el lago más grande de la Italia peninsular: situado a 257.50 metro sobre el nivel del mar, su superficie es de unos 125 kilómetros cuadrados, el perímetro de 54 km, la superficie del Lago es de 376 kilómetros cuadrados, su profundidad media de 4,70 metros con un punto máximo de 6,50 metros. Tratándose de un lago predominantemente de aluvión, estos datos están sujetos a variaciones según la mayor o menor pluviosidad anual. Oasi_La_Valle_16 La dependencia del nivel de las aguas de las precipitaciones estacionales tiene como consecuencia que en los periodos lluviosos éste aumente, mientras que en periodos de sequía disminuya.
Este fenómeno ha tenido graves repercusiones en las zonas de la ribera; en el curso de los siglos las frecuentes inundaciones o las sequías han provocado la difusión de la malaria y la consecuente despoblación. Los diferentes gobiernos que se han sucedido en el paso de los años se han ocupado de la regulación de la normativa de las aguas. Algunos piensan que ya bajo el emperador romano Claudio se construyó un emisario subterráneo en la zona de S. Savino, del cual no quedan huellas a excepción del descubrimiento de algunas monedas y utensilios de excavación. Para apoyar esta tesis se hace referencia al texto de Strabón, geógrafo griego, que vivió entre el 60 a.C. y el 20 d.C., que nombra el lago Trasimeno entre los lagos cuyas aguas van al Tíber. Pero ningún otro historiador o geógrafo antiguo habla del emisario antes de 1422. En esa fecha Giovanni Antonio Campano narrando las gestas de Braccio Fortebraccio, señor de Perugia, dice expresamente que el mismo Braccio hizo construir un emisario artificial en parte subterráneo llamado "La Cava" en el mismo lugar y probablemente con el mismo recorrido del romano, en un tiempo tan breve que hizo posible pensar en la hipótesis de que éste hubiese simplemente remodelado el antiguo "Esautore". El autore de los Comentarios de Pio II narrando el viaje de Pio II desde Perugia a Siena en 1450, habla de la existencia de molinos de la Cava hechos construir por Braccio. En otras palabras, Braccio no se limitó a construir el emisario sino que aprovechó el agua construyendo molinos, algunos de los cuales permanecieron activos hasta el comienzo del siglo XX. Interesante es la descripción hecha por Vestrini con ocasión de su informe hecho en el Trasimeno el 740-41: el emisario se abre en la localidad de "La Cava", son la colina de San Savino, entre San Savino y San Feliciano. El agua del lago no llegaba a la boca del emissario, sino que lo alcanzaba a través de un canal de 200 pies de longitud y de 5 pies de anchura. El canal era atravesado por algunas empalizadas entrelazadas con ramas de sauce y flámula para evitar la salida de los peces, cuya explotación era propiedad del lago. Guardias armadas hacían la ronda por sus orillas continuamente para evitar el contrabando del pescado. La boca del emisario tenía una altura de 5 pies y medio y una anchura de cinco pies. Tenía una catarata móvil regulable por el vigilante que tenía la llave de la caseta de embocadura. El agua tenía una altura de cinco pies y cuatro onzas. El canal subterráneo en algunos tramos es de obra, cuando se entra en la roca viva. Mide 1.057 m., de los que 900 son túneles mientras que el desnivel entre los extremos es de 1,44 m. En la cima de la colina tiene 37,72 m. de profundidad. En la embocadura tiene una anchura de 1,46 m., una altura de 3m.; en la desembocadura tiene un ancho de 1m y una altura de 1,40m.Tiene los pozos que se utilizan en caso de embozamiento para reestablecer la operación del canal y salvaguardar la vida de los obreros. Los pozos están cubiertos con tablas o con ladrillos en construcción piramidal, con una apertura lateral que se abre cuando es necesario. Tras la salida del tunel (en la localidad de Bottino), el agua va por un canal de 300 pies hasta el lugar llamado el Forcone. Aquí había un molino que era de propiedad de la familia de Perugia de los Oddi, demolido por la R.C.A. (Reverenda Camera Apostolica) para evitar la obstrucción del foso. En sustitución al molino se construyó una especie de cajón con numerosos agujeros para contener a los peces y dejar pasar el agua. Se concedió a los Oddi este pescado en compensación por el daño sufrido por la demolición del molino. Desde el Forcone el agua discurre por 640 pues hasta al primero de los molinos que hay, después se vierte en el Caina, que desemboca en el Nestore, que ha su vez lo hace en el Tíber.
Esto es la síntesis del informe del Vestrini. Los Papas se han interesado continuamente por su eficiencia. En 1425, apenas unos años después de la muerte de Braccio, se realiza un gasto de 512 florines para la Cava del lago. En 1482 el papa Sisto IV, frente a las inundaciones provocadas por las aguas del lago en las zonas de la ribera, hizo desviar el curso de los mayores afluentes, los barrancos Tresa y el Rio Maggiore hacia las Chiane. Pero la reducción de la cuenca hidrográfica empeoró la situación y la malaria invadió el territorio del Trasimeno. Del problema se ocupó, indirectamente, también Leonardo da Vinci en 1503, en su estudio de Val di Chiana, aconsejó comunicar el Arno con el Val di Chiana y el Trasimeno. No eran tiempos que consintiesen acuerdos entre estados en continua beligerancia con el Papado, el Gran Ducado de Toscana y la repúplica de Siena y por tanto no se llegó a ninguna conclusión. De 1528 es un breve comunicado de Clemente VII que ordena la restauración del emisario. En 1568 Pio V redactó una cédula transformada en la "Magna Charta" de la legislación del Trasimeno. Esta cédula en su artículo 89 ordena que "el señor Tesorero que permanecerá en Perugia está obligado cada año en el mes de mayo a controlar la susodicha Cava, y donde fuese necesario realizar algún gasto para su conservación, con el fin de que el agua del lago pueda salir por ella sin impedimento alguno, se haga y se cargue con estos gastos a la R.C.A.". El nivel de las aguas mientras tanto continuaba con su discontinuidad y era motivo de frecuentes inundaciones: la del 1602 fue tan abundante que se hizo necesario reflejar en los mapas geográficos también los nuevos límites. La causa fue atribuida a las abundantes lluvias y a la oclusión del emisario. Clemente Vili frente a esta problemática, consideró necesario intervenir de manera enérgica. Nombró una comisión formada por los más famosos arquitectos e ingenieros de Perugia Giovanni Fontana, Paolo Maggi, Carlo Maderno, al prof. Livio Esebio que fue encargado de compilar un nuevo mapa topográfico; presidía esta comisión el cardenal Maffeo Barberini, Sobreintendente de las aguas. La comisión visitó la Cava, estudió la posibilidad de desecar el lago, vertiendo las aguas del Trasimeno en las Chiane, o hacia el lado septentrional, hacia Borghetto, o hacia el lado meridional, hacia La Torre del Pantano, a través de Anguillara y la Tresa ya dirigida a ser vertido en las Chiane. Una vez examinados los varios proyectos, finalmente se decidió que se necesitaba limpiar y ampliar el viejo emisario de Braccio; y así se hizo. Fue una gran obra, en su recuerdo se puso una lápida que todavía se encuentra a la salida del emisario.
Lamentablemente se debe concluir, que a pesar de las buenas intenciones de este pontífice y el gran esfuerzo material, esta obra no resuelve problema. En 1628 el mismo cardenal Barberini (ahora Urbano VIII) ordena que sean readaptados todos los muros de la Cava. En 1720 algunas comunidades del Trasimeno exponen al gobernador de Perugia la denuncia de que nadie se ha preocupado del mantenimiento de la Cava: el emisario se ha obstruido, los molinos están parados, para moler se tiene que ir a los molinos del Tíber situados a muchos kilómetros de distancia. En 1780 se firmó un acuerdo hidraúlico entre el Estado Pontificio y el Gran Ducado de Toscana que preveía que el Tresa vertiese sus propias aguas no sobre la Chiane sino sobre el lago de Chiusi, donde antes vertía sus aguas en caso de lluvias fuertes. En 1790 se presentó en Perugia un gran proyecto anónimo de desecación del Trasimeno por iniciativa de una Sociedad Tosco-Romana, proyecto que dio lugar a fuertes polémicas. El abad Borghi de Monte del Lago, mandó a París un proyecto suyo que tenía el mismo objetivo, la desecación del Trasimeno con la creación de un canal navegable desde Livorno a Fiumicino, pero el canal no fue nunca tomado en seria consideración por el Gobierno francés. Los estudiosos de hidrografía estaban más orientados hacia la desecación del Trasimeno, tal vez empujados por ciertos sujetos movidos por intereses económicos. En 1833 una Sociedad romana pidió la concesión para la desecación del lago, haciendo ver al Gobierno la gran ventaja para la economía nacional que derivaría de los miles de hectáreas de terreno útil generado para el cultivo. Los especuladores exageraron los datos sanitarios de la población vecina, para probar la necesidad de la desecación. Pero la oposición de ilustres ciudadanos de Perugia como el doctor Massari salvó el lago. Mientras tanto las aguas del lago alternan periodos de estabilidad con periodos de crecida con el consecuente inundamiento de los terrenos, con periodos de sequía. En 1750 hubo numerosas inundaciones así como en 1762. De nuevo en 1810 y en 1820, acercándose al periodo de disminución del nivel: con el empantanamiento de las tierras se alternaba el recrudecimiento de la malaria, y no era raro el caso que en el transcurso de pocos años la bajada de las aguas fuese de hasta algún metro. Una de las bajadas más excepcionales se dio los años 1832 - 35, y los escritos de la época cuentan que se podía ir por muchas zonas simplemente empujando la barca clavando un palo largo en el fondo.
Oasi_La_Valle_17 En agosto de 1862 el Ministerio Italiano de Agricultura retomó los estudios para un nuevo desecado ventilado y se estuvo muy cerca de esta solución, pero los informes presentados demostraron que los daños habrían sido superiores a las ventajas. El paladín del lago Trasimeno, quien lo defendió a cara descubierta, fue Guido Pompili, en gran parte se debe a él que no se haya desecado el lago. Diputado al Parlamento, marido de la poeta Vittoria Aganor-Pompili jugó todas sus cartas sobre este episodio y lo sacó a flote. Publicó algún escrito en defensa de su tesis.
En 1867 se construyó el "Consorzio per la Bonifica delle Gronde del Trasimeno" y Pompili se hizo socio; se buscaba la desecación y para ello podía ser suficiente una disminución de los afluentes al lago. Era un pequeño paso para salvar el lago. El Consorzio estudió a fondo el problema de la desecación integral y definitiva. Se presentó un proyecto para un nuevo emisario, era la segunda edición del viejo, pero aumentada y corregida. El 20 de marzo de 1896 se iniciaron las obras del nuevo emisario, que duraron unos dos años. La solemne inauguración se hizo el 2 de octubre de 1898. El nuevo emisario empieza a unos 30 metros al sudeste del antiguo, a una cota de 256,82 s.l.m. y desciende hasta una cota de 226,81, durante un recorrido total de 1314,25 m de los que 896,38 m. son subterráneos; tiene una sección constante, además de circular y toda recubierta de ladrillos con espersor entre los 30 y 41 cm. y también 60 cm, según la naturaleza del terreno. La altura máxima es de 3,40 m, la anchura máxima es de 3,60m. La derivación del agua se hace a catarata con un dispositivo regulable por el vigilante. Con esta obra se resolvió el problema de las inundaciones, pero no el de la bajada de nivel en los años de escasas lluvias, aunque en 1957 habían sido de nuevo conducidos al lago los barrancos Tresa y Rio Maggiore. Un año después se llegó al mínimo bajo el límite de 2.63 m. (respecto al "cero hidrométrico" situado a una cota de 257.33 m. s. l.) por lo que era necesario un aporte de agua: se pasó entonces a la realización de un afluente artificial, el canal del Anguillara, que llevaba al lago también los barrancos Moiano y Maranzano, generando un flujo constante de agua ya que el nuevo emisario consentía regular el flujo. El Trasimeno ha disfrutado, de este modo, del recambio indispensable para su superviviencia durante un periodo concreto.
Las vicisitudes del Trasimeno no han terminado todavía: desde hace algún año se ha replanteado el problema del mantenimiento del nivel de las aguas del Trasimeno, que poco a poco han ido bajando. Se han presentado diversos proyectos para ampliar su cuenca hidrográfica, así como se estudian proyectos para llevar el agua del Tíber a través de conductos artificiales (invadiendo el Montedoglio). Hoy en día estamos aún en la fase de proyectación. Se espera que de esta fase se pase, a corto plazo, a su realización, con la intención de salvaguardar un bien que no es de unos pocos sino un bien común.
De formas redondeadas, el lago Trasimeno, con sus 124 kilómetros cuadrados, es el cuarto lago italiano en superficie y el mayor de la Italia peninsular. Originado en el Cuaternario medio-superior como consecuencia de los movimientos tectónicos distensivos, es un lago laminar cerrado, con un perímetro de 54 km, una profundidad media de 4,72 metros y una máxima de unos 6,70 metros. Tres pequeñas islas emergen de las aguas, Mayor, Menor y Polvese. La morfología del territorio, en conjunto, es más bien dulce. Los relieves mayores se concentran en la parte sur y superan los 800 m de cota.
Oasi_La_Valle_18 Desde ellos decienden modestos afluentes, pequeños barrancos que han llevado mínimas también en los periodos otoñal y primaveral. La cantidad de agua que llega al lago depende, por las reducidas dimensiones de la cuenca hidrográfica, casi en exclusiva de las precipitaciones meteorológicas que caen sobre la superficie del lago y, en parte, de la falda freática que viene alimentada por las mismas precipitaciones. Para evitar las inundaciones que a menudo, en el pasado, se han verificado en esta zona, en el Quattrocento, algunos afluentes naturales fueron desviados y hechos desembocar en territorio toscano. Se construyó probablemente en época romana, y reedificado en el Quattrocento y a finales del Ottocento, un emisario que desemboca en el río Tíber y que funciona de sobradero de las crecidas cuando el agua supera los 257,5 m s.l.m.
A causa del limitado nivel de sus aguas y de su naturaleza de lago laminar cerrado, sujeto a fuertes oscilaciones de nivel anuales y plurianuales, estas se presentan muy calientes en verano y muy frías en invierno (algunos años llega a helarse completamente). Las aguas poco profundas y las concentraciones de nutrientes lo hace un lago mesotrófico y por lo tanto muy lleno de vida tanto animal como vegetal. El área del Valle, comprendida entre S. Feliciano, S. Savino y S. Arcangelo, en el término de Magione, es quizás la parte más interesante de todo el Lago Trasimeno desde el punto de vista natural: una gran zona húmeda con extensos cañaverales y una gran presencia faunística de alto valor científico.
Oasi_La_Valle_19 Todo el perímetro del Lago Trasimeno, caracterizado por una modesta profundida de las aguas, está ocupado por un denso cañaveral que, en la zona del Valle alcanza su máximo desarrollo: en algunos puntos se extiende por casi un kilómetro de amplitud, comprendido entre los campos y las aguas abiertas del lago. Aquí encuentran refugio y disponibilidad de alimento un gran número de especies animales, en especial pájaros, que representan la componente más relevante de la zoocenosis. El Trasimeno se encuentra localizado en una posición estratégica dentro de las rutas de migración de muchas especies ligadas a las zonas húmedas, que se detienen aquí para reintegrar las reservas energéticas necesarias para el proseguimiento de las migraciones. Oasis de protección desde 1989, en 1996 el Valle ha sido equipado por la Provincia de Perugia con las instalaciones necesarias que lo hace accesible al público y su gestión fue cedida a Legambiente, consintiendole una explotación de tipo naturalistico, didáctico y turístico además que científico. Está comprendida en el Parque Natural Regional del Trasimeno.
Acitividades didácticas
Para descubrir las extraordinarias maravillas del territorio del Parque del Trasimeno, el Oasis Natural "El Valle" propone actividades de educación ambiental dirigida a las escuelas de cualquier nivel.
VISITAS GUIADAS AL OASIS
La exploración del territorio se inicia con la observación del ecosistema lacustre a lo largo de un recorrido, primero sobre una pasarela de madera que conduce a través del cañaveral, dentro de una caseta, desde donde se puede observar la fauna acuática. Se prosigue con el descubrimiento de la actividad de anillamiento de los pájaros y con la visita al canal del Antiguo Emissario.
El visionado de diapositivas y otros materiales permite profundizar no sólo sobre el tema de las migraciónes de aves sino también, más en general, sobre las peculiaridades históricas, físicas, geológicas, geomorfológicas del territorio.
Duración: casi tres horas.
Periodo: todo el año.
VISITAS GUIADAS AL OASIS Y AL MUSEO DE LA PESCA DE SAN FELICIANO
Además del Oasis (ver arriba), la visita al Museo de la Pesca, donde se reconstruyen los antiguos métodos de pesca, se convierte en un viaje entre los secretos de una tradición centenaria amenazada por el olvido.
Duración: casi cuatro horas.
Periodo: desde el mes de abril.
VISITAS GUIADAS AL OASIS, AL MUSEO DE LA PESCA DE SAN FELICIANO, A LA ISLA POLVESE
Tras el Oasis y el Museo de la Pesca (ver arriba) se desarrolla la visita a la isla Polvese por un recorrido que resalta las características ambientales más relevantes: el ambiente natural, con el encantador encinar y, en especial, los notables testimonios dejados por el hombre: el castillo medieval, el monasterio de los Olivetani y el Jardín de Plantas acuáticas de Pietro Porcinai.
Duración: todo el día
Período: desde la semana de Pascua hasta finales de Septiembre.
LABORATORIOS DE EXPERIENCIAS BOTANICAS Y ZOOLOGICAS
Los laboratorios de experiencias constituyen un elemento importante para el desarrollo de la dimensión pragmática y cognitiva.
A través de una serie de actividades de caracter lúdico se pretende hacer realizar a los chicos experiencias prácticas con el objetivo de adquirir la capacidad de observación y recopilación de información mediante el uso de los instrumentos adecuados, recoger relaciones, hacer hipótesis y verificarlas, interpretar y socializar los datos recogidos.
Una guía didáctica que tiene el objetivo de dar ideas para argumentos de estudio y hacer sugerencias para las actividades prácticas a desarrollar en laboratorio y en el campo.
Laboratorio botánico
Divididos en grupos, los chicos reciben una tarea a desarrollar (concertado con los profesores). Por lo tanto, son llevados al territorio del Oasis (junto a los profesores y operadores) para recoger el material necesario para la investigación (muestras, fotgrafías, dibujos, informaciones), anotando todos los datos en un cuaderno de campo preparado para la ocasión.
De vuelta en el Aula didáctica este material es analizado a través del uso de guías, de manuales, comparación directa con el herbario de referencia presente en el Oasis.
Será posteriormente utilizado por los chicos para realizar una recogida de especies vegetales (herbario) de uso escolar, para realizar pequeños trabajos manuales como estampas de hojas secas y composiciones.
Laboratorio zoológico
Será preferentemente enfocado al estudio de los pájaros.
Según las modalidades de las visitas precedentes los chicos tendrán que salir al campo en búsqueda de datos e informaciones (utilizando la observación directa, fotos, dibujo, grabaciones en video y audio.) que posteriormente serán trabajados junto a los profesores y los operadores dentro de las instalaciones del Oasis.
En el caso de recogida de muestras biológicas está previsto un control macroscópico de las mismas, esencialmente de naturaleza morfológica y funcional (guía para el reconocimiento, para la atribución de las especies) sin efectuar nunca investigaciones de tipo anatómico.
ENCUENTROS FORMATIVOS EN CLASE
Estos tienen en consideración temas relacionados con los aspectos peculiares del territorio del Trasimeno y las actividades humanas ligados a ellos.
• Aspectos geológicos y geomorfológicos: las causas que han determinado la formación del lago, los tipos de roca presentes, el modelado del paisaje.
• Aspectos geográficos: las características del territorio (el relieve, los afluentes y los efluentes del lago, las oscilaciones de nivel de las aguas), peculiaridades del lago (profundidad, tamaño...); los diferentes tipos de mapas (geográficos, geológicos, catastrales...) y su uso.
• Vegetación del Trasimeno: análisis de las especies herbáceas, arbustivas y arbóreas presentes en las diversas tipologías ambientales (zona húmeda, área boscosa, área cultivada); qué son las sucesiones ecológicas y las franjas/bandas de vegetación; realización de herbarios.
• Fauna del Trasimeno: análisis de las especies pertenecientes a la fauna vertebrada con particular referencia a los pájaros acuáticos; las cadenas alimenticias.
• Las migraciones de los pájaros: el anillamiento de los pájaros como técnica de investigación para descubrir los secretos de las migraciones.
• El Parque del Trasimeno: qué es un Parque, cuáles son sus objetivos, las leyes que lo han instituido, ¿ por qué el Trasimeno se ha convertido en un área protegida?
Duración: dos horas.
• Texto informativo para los profesores sobre los temas tratados
• Texto informativo para los alumnos
• Material didáctico
Periodo: desde el inicio del año académico hasta finales de mazo.
La visita de 2 clases de la misma escuela permite una reducción de Lit. 10.000 en la participación de cada clase.
Se pueden crear paquetes didácticos uniendo las intervenciones en las clases con las visitas guiadas enumeradas arriba.
PARA INFORMACION Y RESERVAS: Centro de visita Oasis "La Valle", San Savino di Magione - Tel./Fax 075/8476007; Legambiente Umbria, Perugia - Tel./Fax 075/5722083 :: E-Mail: oasilavalle@libero.it

Actividades scientíficas
El Oasis Natural -"El Valle" colabora con la Provincia de Perugia (Servicio de Programación y Gestión de la Fauna - Sección de Gestión y Desarrollo de la Fauna) en actividades de investigación científica relacionada con el estudio de la fauna avícola del Trasimeno y que se concretan en el animllamiento científico y los censos invernales de los pájaros acuáticos. .
CENSO INVERNAL DE LOS PÁJAROS ACUÁTICOS
ACTUALIZACIÓN 1999
por Francesco Velatta
Servicio de Programación y Gestión Faunística - Sección de Gestión y Desarrollo de la Fauna
SUPUESTO
Como es ya práctica consolidada, en el pasado mes de enero la Administración Provincial de Perugia ha organizado, dentro del programa International Waterflow Census coordinado en Italia por el I.N.F.S. (Istituto Nazionale per la Fauna Selvatica), censos de los pájaros acuáticos que invernan en las principales zonas húmedas del territorio: lago Trasimeno, Pietrafita, pantano de Colfiorito y Ornari.
A continuación se exponen los resultados relativos territorio del lago Trasimeno.
METODOS
A los trabajos de campo han participado operadores dependientes de la Provincia, operadores del Oasis Natural "La Valle" y voluntarios cualificados.
Censos en horas diurnas
Han sido objetivo de relieve todas las especies de pájaros de las que el Instituto Nacional para la Fauna Selvática solicita un censo.
En consideración a las grandes dimensiones del área, que no permiten una exploración eficaz de todo el espejo lacustre desde las orillas, los recuentos se han realizado combinando las diferentes técnicas:
1. censos desde tierra, efectuados utilizando una serie de estaciones distribuidas a lo largo de todo el perímetro del lago;
2. censos desde barca, efectuados con planos de navegación que han permitido cubrir toda la zona, islas incluidas;
3. fotografías aéreas de los tramos y sucesivo recuento de los individuos de las fotos. En particular, el somormujo, el zampullín chico, el cormorán grande han sido censados con la metodología 1.; la focha común utilizando metodología 3.; los ardeidos y el aguilucho lagunero con la metodología 2; los anátidos y el avefría con una combinación de la l. e 2., comparando críticamente los datos recogidos con ambas técnicas.


Debemos destacar que, para unas pocas especies dificilmente censables por sus hábitos exclusivos y por su fuerte movilidad, ha sido por lo general simplemente anotado el hecho de su presencia, sin aportar la consistencia. Se ha verificado, para la gallinetacomún, para la agachadiza común y para las gaviotas común y real.
Censos al dormitorio (Cormorán)
Para el Cormorán se han efectuado, censos diurnos realizados con los métodos descritos arriba y censos de noche de los individuos presentes en el dormitorio (roost) presente en el territorio del Trasimeno (Isla Minore).
Los recuentos se han efectuado esperando, en las cercanías del roost, el regreso de los individuos y contándolos mientras se reunían.
Precedentemente se contaban los individuos ya presentes en las cercanías del dormitorio.
RESULTADOS
En el Trasimeno se han censado más de 42.000 individuos (equivalente al 96% del total provincial) pertenecientes a 25 especies.
El número total de los individuos que invernan ha resultado superior en casi el 22 % respecto a la observada en enero de 1998.
Por lo tanto se ha sobrepasado por cuarto año consecutivo el umbral de los 20.000 pájaros acuáticos, esta superación constituye, según ell RAMSAR CONVENTION BUREAU (1990), criterio suficiente para designar una zona húmeda entre las de importancia internacional.
La especie que resulta más numerosa en el lago es la focha común, que con más de 34.000 individuos, ha presentado un último incremento (+30 %) respecto a los ya elevados valores observados en el trienio 1996-98.

El pato silbón, que contando con casi 2.700 efectivos está de todos modos en sensible disminución respecto al valor record de casi 3.500 individuos alcanzado en enero '98 (-25 %);
El ánade friso, hasta ahora presente con cantidades irrisorias (max 31 ind. en 1997) ha sufrido un repentino incremento alcanzando los 1.600 individuos;
El cormorán, que (según los censos diurnos) aparece notablemente disminuido respecto al invierno precedente (948 individuos frenten a 1.564, equivale a una disminución del 39 %).
Una disminución análoga (- 35 %) caracteriza la dinámica de otro animal que obtiene su alimento zambulléndose en el agua, el somormujo, que continúa en la tendencia negativa, que se observa a nivel local desde hace algunos años.
Se ha observado un aumento de los patos en su conjunto, con más de 5.500 individuos frente a los casi 5.000 del 1998 (+ 10 %).
Tras el pato silbón y el ánade friso, las especies más representativas (con más de 100 individuos) son por orden:
El pato real (754 individuos, máximo valor relativo al periodo 1988-99, +63 % respecto al 1998), cerceta (268), cuchara común (Anas clypeata) (115).
Los Ardeidos, en conjunto son poco numerosos (unos 150 individuos censados), han sido encontrados con número poco superior al encontrado en el 1997-98. Por lo general la especie más abundante en conjunto es la garza real (Ardea cinerea) (116 indd.).
Vale la pena subrayar la presencia de la gaviota enana (un individuo), no habitual por el Trasimeno.
PARA INFORMACION Y RESERVAS: Centro de visita Oasi "La Valle", San Savino di Magione - Tel./Fax 075/8476007; Legambiente Umbria, Perugia - Tel./Fax 075/5722083 :: E-Mail: oasilavalle@libero.it
De paseo por el Oasis
El recorrido se inicia en el edificio del Centro de visitas. En el interior del conjunto se puede visitar una muestra sobre los aspectos histórico-naturales del Valle: una parte está dedicada al Emisario medieval; la sección naturalista expone parte de los resultados obtenidos del anillamiento científico de los pájaros y del censímetro de los pájaros que invernan.
A pocos metros del edificio, pasando sobre el canal moderno, está el Emisario medieval: en el interior de la minúscula caseta quattrocentesca, que debia albergar el mecanismo de cierre del canal, se sitúa la "puerta" original, construida en el mismo período. Fuera, una escalera en madera conduce al interior del canal, que puede visitarse parcialmente.
De nuevo en el recorrido principal, nos encontramos frente a una casa colonial, hoy sede provisional de la Estación de anillamiento. Una vez a la semana se puede seguir el extraordinario trabajo de los ornitólogos.
Bordeando el moderno canal del Emisario, se llega a la orilla del Lago. Aquí una gran "regla", situada en las proximidades de las paredes, sale del agua. Se trata del "hidrómetro", un instrumento que mide el nivel del agua.
Superado el puente sobre las compuertas se llega a la pasarela de madera. Durante unos 400 m bordea el cañaveral y termina en un observatorio, situado sobre el lago, equipado para el avistamiento de pájaros o " bird-watching".

A bordo del barco
Desde el Centro de Visitas se recorre el sendero, a lo largo del canal del emisario, que lleva al Lago.
El recorrido se inicia en el pequeño puente de madera, junto al hidrómetro. El Cigno discurre lenta y silenciosamente hacia el lago abierto bordeando la pasarela de madera: al llegar al agua abierta gira a la izquierda y, siguiento el borde externo del cañaveral, se dirige hacia el canal de Pietrafitta, no lejos del núcleo de San Arcangel, en la orilla sudoriental del Lago, donde, una torre de observación permite vigilar desde lo alto el cañaveral para descubrir sus habitantes.
A lo largo de este itinerario la mirada se posa en buena parte del territorio del Trasimeno: isla Polvese, en primer plano y, detrás, la isla Mayor y Menor; Castiglione del Lago, a lo lejos, parece emerger de las aguas; más cerca, el pueblo de San Savino, que con su castillo vigila el área del Oasis.
Desde el barco no es difícil observar el impresionante espectáculo ofrecido por la gran cantidad de pájaros presentes, en especial en el periodo invernal, cuando se juntan para invernar más de 50.000.

oasi_la_valle_mapa versione italiana english version deutsch version 日本語版