Este castillo medieval, adyacente a Asís mantiene intactas todas sus características principales: los grandes muros de piedra, la costrución central, alrededor de la cual se distribuyen los alojamientos. Los subterráneos típicos de la época, han sido espléndidamente restructurados y convertidos en comedores donde poder degustar los típicos platos umbr.